Segundo TOP de Santiago condena a 2 años de presidio efectivo a autor de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar

29-noviembre-2022
En fallo unánime, el tribuna condenó a Cristián Castro Gómez a la pena de cumplimiento efectivo de 2 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícito cometido en abril del año pasado, en la comuna de Quilicura.

El Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó a Cristián Esteban Castro Gómez a la pena de cumplimiento efectivo de 2 años de presidio, en calidad de autor del delito consumado de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícito cometido en abril del año pasado, en la comuna de Quilicura.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Marcela Nilo Leyton (presidenta), Marlene Lobos Vargas y Eduardo Gallardo Frías (redactor)– aplicó, además, a Castro Gómez la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena.

Además, el tribunal impuso al sentenciado las penas especiales de prohibición de acercarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o estudio y cualquier otro lugar al que concurra o visite habitualmente por el término de 2 años; la prohibición de porte y tenencia de armas de fuego por el lapso de 2 años, y la asistencia obligatoria a programas terapéuticos o tratamiento para el control de impulsos y prevención de conductas de violencia de género por un año, una vez cumplida la pena principal impuesta.

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 13 horas del 14 de abril de 2021, la víctima se dirigió a un domicilio ubicado en pasaje Cerro Nevado con calle Santa Lucia, en la comuna de Quilicura, lugar donde “su exconviviente y padre de una hija en común, CRISTIÁN ESTEBAN CASTRO GÓMEZ, la agredió con múltiples golpes, para luego propinarle un golpe con un objeto contundente en el costado derecho de su cabeza a pocos metros del inmueble aludido desde el cual la víctima fue arrastrada por el acusado”.

A consecuencia de la agresión, “la víctima resultó con lesiones de carácter menos graves, consistentes en ‘herida cortante en región parietal derecha de 3 cm con gran hematoma local, múltiples hematomas en ambos brazos, muy numerosos de diversos tamaños, laceración en cara interna de antebrazo izquierdo de aproximadamente 6 cm, gran hematoma en cara anterior de rodilla y pierna derecha, laceración de aproximadamente 3 cm en cara anterior del pie izquierdo, lesiones por golpes de puño, patadas y objeto no definido’, según dato de atención de urgencia expedido por el doctor Javier Lama Meza, el 15 de abril de 2021”.

En la determinación del quantum de la pena a imponer a Castro Gómez, el tribunal tuvo presente que “el delito de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar tiene una pena asignada por ley de presidio menor en su grado medio, es decir, 541 días a tres años. En consecuencia, conforme lo dispone el artículo 67 del Código Penal, y no habiendo circunstancias modificatorias que deban ser consideradas, el tribunal puede recorrer la pena en toda su extensión”.

“Al efecto, considerando la particular violencia ejercida por el acusado en contra de la víctima, consistente en una verdadera paliza que le dejó múltiples lesiones –una de las cuales pudo tener consecuencias mucho mas graves, como lo fue el golpe en la cabeza– el tribunal considera que atendiendo a la extensión del mal causado, no corresponde la imposición de la pena en su umbral mas bajo, por lo que se condenará al sentenciado a la pena de dos años de presidio menor en su grado medio, sin abonos que deban ser considerados atendida la certificación del jefe de unidad de administración de causas de este tribunal”, añade.

Noticia con fallo